Bergepanther SdKfz 179

Construir un vehículo técnico como este es todo un desafío, especialmente por la función que desempeña y consecuentemente por el equipamiento que trae asociado. Un carro técnico como este no es nuevo en el mantenimiento del material rodante alemán durante la WWII, pueden encontrarse en las distintas series de carros (Pz IV, Pz III, “Hetzer”, Tigers) y gran variedad de camiones destinados a estos fines.

Al producirse el Panther fue evidente que se requeriría de un vehículo especial para recuperar a este en el campo de batalla, ningún otro vehículo podría hacer el trabajo de tractar un Pz V averiado, el recurso empleado hasta entonces era usar 2 ó 3 Famo, exponiéndolos al fuego enemigo, el Famo era un activo muy valioso en la Wehrmacht y el riesgo asociado a la recuperación hacía que la ecuación Costo/Beneficio no fuera atractiva.

En el marco de racionalización de recursos de 1943 se decidió destinar parte de la producción de Panther y recuperación de carros dañados, convirtiendo a BergePanther algunos chasis, diferentes fuentes cifran entre 270 y 370 carros terminados, los chassis empleados provenían de carros sin terminar o con daños de combate producidos tanto por MAN como Henschel, siendo la fábrica Demag la encargada de las conversiones y reparaciones para entregar BergePanthers. Lo que pude colegir es que fueron 347 vehículos Bergepanthers entregados a las unidades de combate, 232 basados en Panther A (chasis 210125-210137, 212086-212200, 175501), 8 convertidos desde Panther D y 107 de chasis o carros Panther G. Los vehículos prescindían de la torre de combate y el casco superior presentaba una abertura rectangular, en el interior se alojaba un Winche de 40 ton. de capacidad, para permitir tractar los vehículos dañados, además el Bergepanther disponía de una pala que estabilizaba el vehículo mientras el Winche hacía su trabajo. También contaba con una grúa pluma que podía instalarse a la derecha o izquierda del vehículo, que poseía una capacidad de levante de 1,5 ton lo que le permitía al carro realizar tareas de mantenimiento en terreno sin mayores dificultades.

El blindaje inclinado del vehículo hacía que este fuera mucho más seguro y útil en terreno que los Famos, sin exponer a la tripulación, sobre el winche había una estructura metálica y de madera que cubría el compartimento y permitía llevar partes, piezas o suministros encima. El carro conservaba los 3 periscopios de chasis, montaba la ametralladora de casco y además, en los modelos de 1943, montaba un cañón de 20 mm para autodefensa. El vehículo funcionaba muy bien y no presentaba los mismos problemas que el carro de combate, esto por ser mucho más liviano, mantenía el motor Maybach 230 P30 y fue un activo muy preciado por las tropas, incluso el propio Fuhrer ordenó que Demag se transformará y dedicara sólo a la construcción/conversión de Bergepanthers.

El kit utilizado fue el Italeri en escala 1/35, una maqueta bien ajustada en formas, sin mayores detalles y que permite adicionar trabajo  con cierta facilidad, los dos únicos puntos en contra es que el kit es complejo de armar, especialmente la pala, requiere presentar previamente la disposición, el otro punto en contra es la fragilidad del plástico de la grúa pluma, debe tenerse cuidado al manipularla. Mi carro representa uno de los 12 originales Panther D de Henschel y con mejoras (Pala) provista por Demag. Este es un caso en el que cualquier configuración representará muy probablemente un carro real.

La TOE normal de una compañía de recuperación y taller estaba compuesta por entre 2 y 4 Bergepanthers mientras que la compañía de recuperación y reparación de carros pesados tuvo 2, tener presente que el Bergepanther cubría la recuperación de carros Panther y Tiger, a mí entender es el mejor recuperador de carros del Ejército Alemán, el más completo, fiable y seguro.

Intenté detallar el compartimento del motor, el habitáculo del winche y la zona del conductor y radio operador, agregué parte del set de fotograbados para el carro. Noté que no había mucha información, para mi gusto, disponible así que compré los libros Teil 1 y teil 2 de Waldemar Trojca dedicados a este carro, una guía muy valiosa, los recomiendo.

 

Descubrí que las configuraciones del vehículo son numerosas, para todos los gustos, yo me fui por un Bergepanther inicial estándar con la pieza de 20 mm sobre un chasis de Panther D pero con mejoras posteriores a cargo de Demag, estoy muy satisfecho con el resultado aun cuando ahora han aparecido maquetas completas y más detalladas de Takom y Meng. Las  pinturas usadas fueron K4, con efectos de la misma marca, adicionalmente usé productos Ammo y AK

Más imágenes puedes ver aquí

Facebook
Facebook
Twitter
YouTube
Seguir por Email