Rocket Aire-Aire R4M

Rocket
Aire-Aire R4M

La evolución del combate aéreo, en el cual la Luftwaffe debía enfrentar a las formaciones de bombarderos aliados, condujo a la conclusión que la mejor opción de abatir un cuadrimotor era primero lograr que este se separara de la formación, disminuyendo las armas de defensa que disparaban contra el o los cazas germanos. Para lograr esto ya no bastaban las ametralladoras y cañones MG a bordo de los cazas, un cuadrimotor requería en promedio 20 disparos de cañón de 20 mm, un altísimo número y de 3 a 4 de 30 mm. pero esto exigía que el avión estuviera demasiado cerca de la aeronave enemiga dado el poco alcance efectivo, baja cadencia y baja velocidad inicial  del Mk103, y del excesivo peso y pocas rondas, en consecuencia, que podía portar el más poderoso Mk-108. Los R4M fueron muy efectivos en lograr ese objetivo y el efecto causado por estos en las aeronaves enemigas era letal, sin embargo su empleo fue muy exiguo y tardío, teneer presente que las primeras pruebas como arma en unidades de pre-operación ocurrieron recién en Octubre de 1944 y entrega para uso operacional en Febereo de 1945.

Fuente imagen: Stormbirds.com

El Rocket

Los cohetes R4M (R=Rakete, 4Kgs., M=Minenkopf) fueron diseñados por Kurt Heber y fabricados por un consorcio de empresas liderada por la DWM (Deutches Waffen und Munitions) de Lubeck, quienes en poco tiempo presentaron un cohete de 814 mm de largo, calibre 55 mm, con una cabeza de guerra de 520 gramos de explosivo HTA y con una espoleta de impacto AZR-2. El cohete completo pesaba 3,5 kgs. y su curpo era un tubo de acro de sólo 1 mm de espesor.

 Técnicamente el cohete podía ser disparado desde 1.500-1.600 metros de distancia de las formaciones de bombarderos pero el fabricante recomendaba hacerlo desde los 800 metros, la praxis determinó que el rango efectivo eran 600 metros, si bien estaban en el rango de fuego de las armas defensivas estas eran totalmente inefectivas a esa distancia, lo cual permitía apuntar y disparar con relativa seguridad. El rack de lanzamiento estaba colimado con los cañones de las aeronaves portadoras, a saber Me-262, Me-163 y se previó su empleo en el Ba-349 Natter.

El cohete era lanzado en salvas de 6 o 12 cohetes, cada uno de los cuales era estabilizado mediante 8 aletas ubicadas en la parte posterior y que se desplegaban una vez abandonaban el afuste lanzador. La denominación alemana del cohete era Orkan (Huracán), cada aeronave podía llevar 12 o 24 cohetes.

 

Rack de lanzamiento

El EG-R4M fue casi una solución de campo, primero se probó con el lanzador tipo celdas que empleaba el diseño del Natter, luego con un prototipo del que sería el lanzador definitivo, construido en madera, se anclaba al ala mediante 4 tornillos, cada uno de los cuales soportaba casi 11 kgs. completamente cargado, poseía rieles metálicos y el disparo era eléctrico,.

Se probaron lanzamientos de toda la carga pero los efectos adversos en los cohetes de tal acción hacía que estos volaran en cualquier dirección, luego se arribó a la solución definitiva que consistía en usar un selector de lanzamiento de bombas extraído de un He-177, se disparaban salvas de 6 o 12 cohetes sin ninguna dificultad y estos volaban en dirección recta, sin embargo el patrón de dispersión era óptimo si se disparaban salvas de 3 cohetes cada vez, no era necesario realizar ningún procedimiento adicional de puntería pues a 600 metros el rack estaba colimado con los cañones del avión.

La primera unidad en recibir esta nueva arma fue el 11./JG-7 y las primeras operaciones de combate con su uso acontecieron el 18 de marzo de 1945, 6 cazas Me-262 v/s 1.200 bombarderos y 426 cazas, interceptados sobre Rathenow camino a Berlin.

 

Fuente: JG-7 “Nowotny” de Robert Forsyth y realización propia.

Imágenes extraídas de internet

 

Facebook
Facebook
Twitter
YouTube
Seguir por Email